Hemorroides Tratamiento: Tres Sencillos Consejos

Las hemorroides son probablemente una de las más recurrentes enfermedades en la actualidad. Puede resultar muy frustrante cuando todas las medidas preventivas que has tomado fallan y la condición empeora de manera frecuente. Algunas personas deben emplear diversos tipos de tratamientos a la vez antes de que se note una mejoría.

Mediante la combinación de una variedad de tratamientos, estarás duplicando o triplicando tus esfuerzos para controlar la enfermedad.  Debes entender que la combinación de estos tratamientos son medidas preventivas, destinadas a controlar y no a curar la enfermedad.

Existen tres cambios básicos en tu estilo de vida que te harán mejorar de tu padecimiento:

  • Mejorar tu dieta.

    Imagen cortesía: http://mujeresdelsxxi.wordpress.com

  • Evitar estar sentado por largos períodos de tiempo.
  • Mantener una higiene anal adecuada.

El tratamiento más eficaz es mantener una dieta saludable con alto contenido en fibra dietética. Cambiar tus hábitos alimenticios puede ser lo más difícil de lograr, pero es una de las cosas más importantes que debes hacer para mejorar tu condición. Si sientes que no puedes comprometerte a comenzar con este tipo de dieta, entonces al menos comienza a tomar decisiones que te lleven a seguir una dieta más saludable. Comienza dando pequeños pasos. Cada día sacrifica una de tus comidas baja en fibras dietéticas y sustitúyela por otra rica en fibras dietéticas. Comenzando con pequeños pasos lograrás objetivos más difíciles en el futuro.

Tomar suplementos de fibra también es una opción, sin embargo, no serán completamente beneficiosos a menos que se incluya algún tipo de fibra natural en la dieta.

Una vez que te hayas comprometido contigo mismo en hacer esos cambios en tu dieta diaria, necesitarás evaluar algunos otros factores en tu estilo de vida que podrían estar empeorando las hemorroides.

Si tu trabajo te exige estar sentado por largos períodos de tiempo, deberías levantarte y caminar por unos minutos en diferentes intervalos durante el día. Estar sentado demasiado tiempo solo empeora la condición.

Otra técnica efectiva en el tratamiento de hemorroides es mantener una adecuada higiene anal. Tomar un baño o ducha caliente de diez minutos varias veces al día. Evitar frotar la zona anal así como el uso de jabones que contienen colorantes y perfumes. También es recomendable que se limpie bien el área anal con suavidad después de cada defecación con una toallita húmeda, como las usadas para los bebés.

Mediante la aplicación a la vez de estas tres técnicas para el tratamiento de hemorroides, es altamente probable que veas resultados efectivos y tu condición debe mejorar. Un médico general también te podrá sugerir técnicas adicionales como el tratamiento tópico con una pomada. Sin embargo,  si todos tus esfuerzos han fallado y la condición persiste o empeora, entonces  deberías buscar de inmediato la opinión de un especialista.