Hemorroides: Tipos

Hay varios grupos de venas que rodean el recto y el ano, un grupo se conoce como venas hemorroidales internas y el otro es conocido como venas hemorroidales externas. La causa fundamental de las hemorroides es el aumento de presión en estas venas ya sea en las venas hemorroidales externas o internas. Los dos tipos de hemorroides (las hemorroides internas y las hemorroides externas) se denominan así por el conjunto de las venas hemorroidales que afectan.

Hemorroides Internas

Las hemorroides internas se presentan cuando hay demasiada presión sobre las venas hemorroidales internas. Con frecuencia, el único síntoma de que existen las hemorroides internas es la sangre de color rojo brillante que aparece en la superficie de las heces, en la taza del inodoro o en el papel higiénico. Pero, si la presión y la inflamación continúan, las venas hemorroidales internas se pueden estirar en su forma, a veces tanto, que sobresalen a través del ano hacia el exterior del cuerpo. El dolor no suele ser común en las hemorroides internas, a menos que se forma un coágulo de sangre o se produzca una infección.

Hemorroides Externas

Las venas hemorroidales externas alrededor del ano pueden inflamarse, causando las hemorroides externas. Cuando se hinchan, estas venas sangran fácilmente, ya sea por el esfuerzo, el roce o la irritación ocasionada por la secreción de moco lo cual puede causar picazón en la zona anal. Si la sangre forma coágulos en estas hemorroides, el dolor puede ser intenso.

Hemorroides internas y hemorroides externas

Tipos de Hemorroides

¿Cuán comunes son estos tipos de hemorroides?

Ambos tipos de hemorroides son muy comunes. Aunque las hemorroides pueden ocurrir en cualquier persona, son más comunes durante el embarazo, en personas con cirrosis o estreñimiento y en aquellos casos en los que existe mucha tensión durante los movimientos intestinales.