Twitter

Ejercicios Para Tratamiento De Hemorroides

Al igual que casi para cualquier dolencia, el ejercicio puede ser la mejor manera para aliviar los síntomas de hemorroides. Ejercitarse con regularidad ayuda a digerir los alimentos y facilita su recorrido por todo nuestro sistema digestivo. Cuando una persona no hace ejercicios con regularidad podría aumentar el riesgo de sufrir estreñimiento. Por supuesto a medida que las heces se endurecen por el estreñimiento esto podría causar daño a la piel de las paredes del canal anal, lo que se podría convertir en hemorroides. Es allí donde los ejercicios juegan un papel importante en la prevención de éstas.

A continuación se presentan algunos tipos de ejercicios y sus beneficios en la prevención de las hemorroides así como los inconvenientes que se podrían presentar:

Caminar.caminar-tratamiento-hemorroides

Caminar es el mejor ejercicio no solo para las hemorroides sino también para otras dolencias y condiciones. Caminar veinte minutos diariamente puede ayudar enormemente a disminuir la posibilidad de aparición de las hemorroides.

 

Ejercicios para los  físico-culturistas.

La práctica del levantamiento de pesas puede convertirse en otra causa de hemorroides. Las personas que practican este deporte o que levantan peso con frecuencia por algún otro motivo, están propensas a sufrir de hemorroides debido a  la intensa presión que sufren las venas que están situadas dentro y alrededor del canal anal durante el levantamiento del peso. La mejor manera de aliviar la presión que se genera durante el levantamiento del peso es asegurarse de respirar correctamente, exhalando mientras se eleva el peso e inhalando cuando se baja el peso, ésto disminuirá la tensión en los músculos.

Ejercicios para obesidad.

La obesidad es otra de las causas que aumenta el riesgo de padecer hemorroides ya que es una presión adicional que se aplica sobre las venas al pasar la sangre por todo el cuerpo, sobre todo las de la parte inferior del mismo. La obesidad puede causar una mala circulación de la sangre y ésto conllevar a tener hemorroides. Por lo tanto es muy importante hacer ejercicios, no solo para mantener la figura sino para disminuir el riesgo de sufrir de hemorroides.

Ejercicios Kegel

Son ejercicios desarrollados por el Dr. Arnold Kegel en la década de los años 40, los cuales van dirigidos a reforzar los músculos de la parte baja de la pelvis, nos referimos a los tendones que sostienen el intestino en los hombres y la vejiga y la vagina en la mujer.

Estos ejercicios pueden ser beneficiosos para personas de ambos sexos, pero son muy recomendados para mujeres embarazadas. Estos ejercicios inciden en la prevención de hemorroides ya que mejoran el flujo sanguíneo en la región alrededor del ano. Al fortalecerse los músculos de la región anal estos ofrecen un buen soporte a las hemorroides internas, evitando que estas afloren, convirtiéndose en hemorroides externas. Estos ejercicios  fortalecen los músculos que soportan el útero en la mujer, contribuyendo así a solucionar problemas de incontinencia urinaria. Otro beneficio que tienen es el de mejorar las funciones sexuales en hombres y mujeres, y también para tratar el dolor y la inflamación que se producen por prostatitis benignas en los hombres. Puedes ampliar información sobre estos ejercicios en la siguiente dirección:  http://es.wikipedia.org/wiki/Ejercicios_de_Kegel

Desventajas de los ejercicios para hemorroides

A pesar de que el ejercicio es muy bueno para la salud y puede reducir el riesgo de padecer de hemorroides, éste puede aumentar la irritación sobre todo si se sufre de hemorroides externas. En el caso de que esto suceda tomar baños de agua caliente después del ejercicio por quince a veinte minutos es una excelente opción para aliviar este problema.

Los beneficios y los distintos tipos de ejercicios dirigidos a las hemorroides pueden realmente ayudar a la persona a eliminar esta dolencia sin dolor ni traumas como la cirugía. Por lo tanto es muy aconsejable usar el ejercicio como método de prevención y tratamiento para las hemorroides, sin embargo es importante consultar a su médico y la supervisión de un experto, para así ejecutar un programa de ejercicios que no pueda causar daños secundarios al cuerpo.


Cerrados los comentarios.