Diagnóstico Y Tratamiento De Las Hemorroides Durante El Embarazo

Es importante decirle al médico si se experimenta lo que se piensa sean hemorroides debido que existen otras condiciones que pueden causar síntomas similares. El médico  podrá estudiar las diferentes condiciones y recomendar un tratamiento basado en lo que encuentre.

En la mayoría de los casos, el tratamiento para las hemorroides durante el embarazo se centra en:

  • Aliviar los síntomas
  • Aliviar la presión dentro de las venas hemorroidales mediante el aumento de fibra y líquidos
  • Modificación de los hábitos intestinales.

Algunas opciones de tratamientos pueden ser:

Imagen Cortesía: Pregnancysymptoms411.com/rectal-bleeding-pregnancy

  • Bolsas de hielo (para las hemorroides externas) aplicándolas en sesiones de 10 a 15 minutos tres o cuatro veces al día.
  • Los baños calientes cuatro o cinco veces al día durante 20 a 30 minutos.
  • Mayor cantidad de líquidos y fibra en la dieta.
  • Ablandadores de las heces. Estos a menudo se combinan con vitaminas prenatales, pero no es conveniente que su sistema se vuelva dependiente a ellos.
  • El uso de cremas y ungüentos de venta libre para ayudar con la comezón o inflamación. Es necesario preguntar al médico qué marcas son seguros durante el embarazo.
  • Un analgésico.

Además, el médico puede sugerir un ablandador fecal en polvo o un suplemento de fibra. Lo mejor es evitar los laxantes durante el embarazo. También es importante reservar cierto tiempo de cada día para tener una evacuación intestinal sin prisa, sin limpiar o frotar severamente. Se puede utilizar como alternativa para la limpieza,  una almohadilla suave y húmeda (o incluso enjuagar con la ducha). Es importante  evitar el esfuerzo durante las evacuaciones o permanecer mucho tiempo sentada en el inodoro.

Prevención de las hemorroides relacionadas con el embarazo

Prevenir hemorroides, puede ser más fácil decirlo que hacerlo. Sin embargo, hay algunas cosas que se pueden llevar a cabo para disminuir las posibilidades de que se produzcan durante el embarazo. Algunas sugerencias son:

  • Evacuar tan pronto como sea posible cuando se presenta la necesidad de hacerlo.
  • Hacer ejercicio diariamente, como caminar. El ejercicio acelera el intestino. Asegurarse  de hablar con el médico sobre cuáles son los ejercicios seguros durante el embarazo.
  • Evitar permanecer sentado o de pie durante largos períodos de tiempo.
  • Aumentar la fibra y líquidos en la dieta. Esto ayuda a reducir el estreñimiento y el esfuerzo mediante la producción de heces fecales más suaves y más fáciles de evacuar. Comer la cantidad adecuada de fibra y beber de seis a ocho vasos de líquido trae como consecuencia heces más blandas, lo que hace más fácil vaciar el intestino y disminuye la presión en las hemorroides causadas por el esfuerzo. La eliminación de este esfuerzo también ayuda a prevenir que las hemorroides se salgan.

Buenas fuentes de fibra incluyen:

  • Frutas.
  • Las verduras, como zanahorias y vegetales de color verde.
  • Los granos enteros.
  • El salvado de trigo.